San Antón

FESTIVIDAD DE SAN ANTÓN

Durante la noche del 17 de Enero se celebraron en el municipio las “Lumbres de San Antón”. En ellas podemos

reconocer los ancestrales ritos paganos de las hogueras que ahuyentaban los malos espíritus del ganado y de los animales domésticos, evitándoles enfermedades y plagas. También adquirió importancia el carácter triunfante sobre la herejía que caracterizaba la identidad de San Antonio, en una tierra cuyas fronteras estaban siendo permanentemente acosadas por los infieles musulmanes.

La festividad de San Antonio Abad llegaría a Jaén hacia el siglo XIII, seguramente con los nuevos habitantes que vinieron durante el periodo de la repoblación castellana, influenciados estos por la devoción que se le profesaba al santo en Francia y Centro Europa.

En el siglo XV, el regidor de la ciudad y valido de Enrique IV, el Condestable de Castilla Miguel Lucas de Iranzo propició el auge de estas fiestas religiosas, que terminaron consolidándose en el siglo XIX por el impulso de los ganaderos.

Al atardecer comienza la quema de gran cantidad de lumbres a lo largo de todo el municipio, durante la tarde y la noche. Es costumbre quemar una gran lumbre que ilumina la Plaza de la localidad y donde se degusta vino, palomitas y asados en las lumbres, de productos derivados de la matanza del cerdo.

También es de destacar la colaboración del Excmo. Ayuntamiento de Campillo de Arenas en la organización de las lumbres , además obsequia a cada una de las lumbres inscritas con una cesta de embutidos para degustar durante la noche.